25
Sábado, Mayo,2019

SITIO WEB OFICIAL DE LA ASOCIACIÓN BANCARIA

Sidebar

29 de abril de 2014 

BANCO SANTANDER. Un Encuentro para el diálogo

 

El día 29 de abril de 2014, en la sede de la Universidad Católica en Puerto Madero, se llevó a cabo el evento "Integrando Visiones", donde participaron representantes sindicales de los trabajadores del Banco Santander de distintas Seccionales de la AB y altos funcionarios de esa entidad. Encabezó a los representantes sindicales el Pro Secretario Nacional de DDHHEduardo Negro. Al cierre hicieron uso de la palabra el Secretario General de la AB, Sergio Palazzo, y el Presidente del Banco Santander Río, Enrique Cristofani.
 
En un aparte se reunieron el Presidente del Banco, su Gerente de RRHH  Luis Alberto Aragón, Eduardo Negro y Sergio Palazzo, a quien acompañó el Secretario Nacional de PrensaEduardo Berrozpe.
 
Durante la jornada se generaron espacios para el debate de ideas. Eduardo Negro llevó la palabra de la gremial y resaltó que “éste es el resultado de un trabajo constante y cotidiano de las dos partes, los trabajadores y la empresa”, en contraposición al anti sindicalismo que plantean algunos mandos medios del Banco. Expuso los logros de la Comisión Gremial Interna, la firma y acuerdo de la jornada laboral de 7,30 hs., el pago de horas extras y los cargos por antigüedad. Se refirió a los logros salariales de los últimos años, a la existencia de un gremio cada día más fuerte y con mayor participación de trabajadores. Reivindicó las paritarias como una importante reconquista lograda en estos años de democracia. Queda en la agenda tratar los temas de: a) la re categorización por función, b) el pago de jornada full tim a los compañeros del call center y c) el constante mobbing laboral como metodología para el cumplimiento de los objetivos productivos.

 

Finalmente dejó abierta la iniciativa de formar una comisión mixta tripartita entre la AB, la gremial y el Banco para resolver la incorrecta liquidación del sueldo 14. “Tenemos una interpretación distinta sobre este punto”, afirmó.

En su intervención el Presidente del Banco, Enrique Cristogani, destacó la importancia del encuentro y convocó a realizar, en el futuro, otras iniciativas del mismo tenor, profundizando el diálogo. Se refirió que las expectativas del Banco son seguir creciendo, abriendo nuevas sucursales y ampliando la plantilla de trabajadores.

En la clausura del acto el Cro. Palazzo coincidió en que “el camino del diálogo y del consenso tiene que ser el camino para la resolución de problemas y la convivencia, aun en la diferencia”. Defendió el modelo sindical argentino y la visión que tiene la Bancaria del sistema financiero como promotor de un modelo productivo nacional. Hizo referencia a la actualización del Convenio Colectivo de Trabajo, sobre el que se está trabajando. El actual, que tiene 40 años, no regula la mayoría de las nuevas tecnologías con las que cuenta el sistema hoy. Destacó que la recuperación de la Obra Social para los bancarios es otro triunfo de nuestro gremio después de muchos años de lucha. Afirmó, además, que el ingreso ininterrumpido de nuevos afiliados al gremio genera un mayor compromiso y darle más relevancia a temas como la reforma tributaria, el mal llamado impuesto a las ganancias, que no es más que un impuesto al trabajo y la aplicación de una nueva ley de entidades financieras, que regule con equidad la actividad financiera para tener una banca al servicio del país. Por último resaltó que este encuentro es parte fundamental en la solución de los conflictos de partes. “No podemos brindar soluciones desde el escritorio y sin diálogo”.

 

 

Palazzo llegó a Tucumán y anunció que 10 mil bancarios de todo el país marcharán en Plaza Independencia
Jueves 15 de Mayo de 2014 21:47:20 |

El secretario nacional de La Bancaria, Sergio Palazzo, llegó a Tucumán, y durante un plenario anunció para el próximo jueves 22 una multitudinaria marcha "con 10 mil bancarios de todo el país" en la Plaza Independencia, para reclamar "la renuncia de los responsables de la salvaje represión en la Caja Popular el martes pasado, y la reincorporación de los 36 trabajadores despedidos".
Acompañado por el secretario adjunto, Andrés Castillo, y el secretario de administración, Carlos Cisneros, Palazzo anticipó que "en el caso de que no tengamos respuestas por parte del gobernador José Alperovich, el martes 29 realizaremos un nuevo paro nacional en todos los bancos de la Argentina".
Palazzo presidió una multitudinaria asamblea en la sede tucumana de La Bancaria, y luego se dirigió a un sanatorio para visitar a varios de los trabajadores heridos por la brutal represión policial. En total, 22 bancarios resultaron con lesiones de diversa gravedad, especialmente por los disparos a quemarropa con balas de goma.
Otro de los heridos, el joven Facundo Rosati, despedido de la Caja Popular, está siendo atendido en Buenos Aires por una grave lesión en su ojo derecho, a raíz de un balazo.


10 de mayo de 2014

Radio El Mundo - Programa: El Mundo de Bulat

Sergio Palazzo fue entrevistado por el economista Tomás Bulat

 

 26 de marzo de 2014

REUNIÓN CON VETERANOS DE MALVINAS

 

 

 

 

 

 

 

Sergio Palazzo, en el marco de las decisiones y acuerdos que está promoviendo la Asociación Bancaria, para reconocer nuevos derechos a los compañeros Veteranos de Malvinas, se reunió con compañeros veteranos que se desempeñan en Servicios Sociales Bancarios y sus autoridades anticipando la creación de un adicional. 

 


3 de enero de 2014

CAMPAMENTO DE JUVENTUDES SOCIALISTAS

Sergio Palazzo estuvo presente en este encuentro realizado en Santa Fe, donde además de autoridades provinciales y nacionales participaron más de 1.500 jóvenes. Palazzo participó de uno de los paneles donde se abordó el tema Argentina actual: perspectivas futuras.

Encuentro Juventudes Socialistas: Junto a Sergio Palazzo, entre otros, el Secretario Nacional de Cultura, Luis Ortega, el Secretario General de la Seccional Rosario, Matías Layus, y el Secretario Consejero (Consejo Directivo Nacional), Jorge Rodríguez.
 

 

 


9 de abril de 2014 

EN LA UNIVERSIDAD DE LA PLATA

Sergio Palazzo participó del acto realizado en la Universidad de La Plata en que la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner recibió el título de Doctora Honoris Causa y el Premio Rodolfo Walsh por parte de la Facultad de Periodismo. También recibió el mismo reconocimiento, post mortem, Néstor Kirchner.

Durante la ceremonia la Presidenta inauguró los nuevos edificios de las facultades de Psicología y de Humanidades y Ciencias de la Educación, en el predio donde alguna vez funcionó el Batallón 3 de Infantería de Marina, en 122 y 50. La mandataria homenajeó a los militantes detenidos ilegalmente en ese lugar y luego asesinados, entre los que recordó a Sergio Karakachoff, dirigente de la Unión Cívica Radical y fundador de Franja Morada y Domingo Teruggi, ex presidente de la Federación Universitaria Argentina, cuyas viudas estuvieron en el acto. Desde su estudio de abogados, defendieron a los trabajadores y pelearon por la vigencia de los derechos humanos y fueron secuestrados el día 10 de septiembre de 1976. Días antes el “ruso” Karakachoff había denunciado la violencia de la junta militar en su artículo “Acerca de la violencia”.

Como allí mismo funcionó un centro clandestino de detención durante la última dictadura, además de las facultades de Psicología y Humanidades, se abrirá un Sitio para la Memoria, que también fue inaugurado por CFK ayer por la tarde.


 

 

 


1° de febrero de 2014 

DEBATE SOBRE SALARIO E INFLACIÓN

Sergio Palazzo estuvo presente en el  encuentro regional organizado por el radicalismo en Bragado, que reunió a los máximos dirigentes nacionales y provinciales. Brindó una charla en el Hotel Coll sobre salarios e inflación. A continuación transcribimos parte de la conferencia que brindó en esa oportunidad.

“Muchísimas gracias a las autoridades del radicalismo en la provincia de Bs. As. que han logrado esta hermosa convocatoria y que me permiten el honor de estar presente y poder compartir con Uds. algunas reflexiones que tiene que ver sobre todo con el momento difícil que atraviesa el país por esta ola de medidas económicas a las apuradas y a los empujones y que generan cierta incertidumbre.

Sin duda que las paritarias que se avecinan van a ser las más difíciles desde que se reinauguró el proceso paritario en la Argentina en el 2003. Hay un componente que es la suba de precios que se produjo ininterrumpidamente en este último tiempo y que ha producido una inflación creciente pero que tuvo cierto agravamiento al final del año, en particular después de las elecciones PASO, en los principios de enero y a esto  se agrega el componente de la devaluación que ha habido de la moneda. Por esto sin duda que va a ser una paritaria difícil. Ojalá el gobierno pueda, y lo digo de buena fe, lo digo como un ciudadano más de este país, ojalá pueda controlar el tema de la suba de precios. Porque si a la devaluación le agregamos un proceso inflacionario que se dispare se produce reclamo entre salario y precio que todos sabemos cómo termina y experiencia tiene este país, y en particular aquéllos que provenimos del radicalismo, tenemos el azote en el lomo de la hiper que nos tocó en nuestro primer gobierno para saber cómo termina.

Recién algunos periodistas me preguntaban qué opinión tenía acerca de esta apreciación que hizo la Presidenta de la Nación de que hay un golpe especulativo. Y yo creo que es así. Pero lo más grave es que creo que no es novedad en el país esto. Porque el golpe especulativo lo sufrió el gobierno de Isabel Perón y culminó en la dictadura más atroz de la historia que se tenga memoria en la Argentina. Lo padeció el gobierno de nuestro querido y eterno líder Raúl Alfonsín y después de esa profunda crisis especulativa, ese golpe especulativo, padecimos la década más infame que tuvo la República Argentina con el neoliberalismo que vendió las empresas del Estado, que arribó a la política del consenso de Washington entregando la riqueza nacional y haciendo de la Argentina una sucursal de los grandes centros de poder en lugar de un país soberano. Lo padeció el gobierno de Fernando De La Rúa y tuvimos la destrucción del aparato productivo de la nación. En definitiva hay golpes especulativos cada vez que hay un gobierno surgido de la voluntad popular.

Y nosotros, yo sé que hoy el auditorio nuclea no sólo radicales sino también han venido algunos compañeros míos de la Bancaria que son de extracción del justicialismo y de otras extracciones políticas. Yo creo que todos los que provenimos de partidos del campo nacional y popular tenemos que estar atentos porque después nadie se hace cargo de esos golpes especulativos. En definitiva las consecuencias son para la sociedad toda y en particular para los trabajadores. Pero los que provocaron los golpes especulativos siguen con sus precios altos y sus maximizaciones de rentabilidad y no se hacen cargo de haber destruido un país que después le cuesta décadas volver a retomar nuevamente un circuito de producción, de trabajo de distribución del ingreso y de la riqueza en el país.

Por eso creo que, y ojalá el gobierno utilice los mecanismos y entre los mecanismos creo que el diálogo político es uno de los más importantes para avanzar en un camino que permita transitar estos dos años hasta la elección de un nuevo presidente de un modo civilizado y quien asuma la Presidencia de la Nación en el 2015 y ojalá sea un radical, como radical lo digo, tenga la posibilidad de asumir en un país normal y no en un país devastado donde hay que empezar todo de vuelta.

Sin duda que hay distintos escenarios y en éstos los que tenemos alguna responsabilidad, ya sea gremial, política o el propio sector empresario, tenemos que tener mucha responsabilidad en lo que decimos, en lo que hacemos y en la forma de actuar en estos tiempos difíciles de la Argentina.

Yo sé que con muy sana intención y con absoluta legitimidad se instale en la sociedad la necesidad que haya una compensación por la devaluación y hasta se le pone un número que es de tres mil pesos. Y yo creo que uno no puede, más allá de la buena voluntad y la legitimidad del reclamo hacer uniforme ese reclamo porque no todas las actividades tienen la rentabilidad suficiente como para hacerlo. Quizá del sector de donde yo provengo, vengo del sector que nunca pierde en la Argentina, puedan pagarlo. Pero también soy consciente que pequeñas empresas, a lo mejor una suma de esa naturaleza le puede provocar un impacto importante en su economía. Entonces me parece que los dirigentes que tenemos alguna responsabilidad desde muy chiquita hasta muy grande, tenemos que dejar ese egoísmo y esa especulación de ver como dinamitamos al que está enfrente cuando lo que está en juego, definitivamente, es el sostenimiento de la sociedad y el sostenimiento del trabajo de todos nosotros. Así que por ahí, los cantos de sirena, que suelen ser muy halagadores y es lo que queremos escuchar, tenemos que empezar a tener un espíritu crítico de analizarlo y poder volcar cuestiones sensatas, concretas y racionales.

Digo esto porque sigo sosteniendo que el mejor mecanismo de discusión de la distribución del ingreso es la paritaria en la Argentina. Todos sabemos qué es lo que discutimos desde una organización sindical. Digo esto porque cuando uno discute salario vs. inflación, que es parte de lo que Uds. me proponían en la charla, no sólo se tiene que tener en consideración el índice de precios no el del Indec sino el real, sino que debe poner otras variables en la mesa de discusión. Y una segunda variable, y que me parece que es muy importante,  es el impacto tributario que tiene sobre el salario el régimen tributario en la Argentina.

Y otra cuestión que hay que tener en cuenta es que el nivel de actividad económica que tiene la empresa donde trabajamos y que estamos discutiendo paritarias. Ningún trabajador es suicida si sabe que la actividad da pérdida o está subsidiada para pedir locuras en una negociación salarial porque se sabe que prioriza primero el empleo y después el salario. Entonces, en estos tiempos donde se habla que lo ideal sería que por decreto se estableciera una suma también me pongo en una situación en contra de eso. Ni suma uniforme donde no tengamos un análisis de todas las actividades ni el congelamiento de la paritaria detrás de un decreto que establezca cuál es el aumento. Es la paritaria el mejor ámbito donde los trabajadores podemos discutir y a partir de ahí cuáles son los porcentajes y las condiciones de trabajo que tenemos.

Hasta ahora en algunas actividades hemos podido sobrepasar los niveles inflacionarios, otras están a la par, otras están por debajo. Yo también quisiera en esta charla compartir con Uds. y a partir de la experiencia que uno pueda adquirir en la conducción de una asociación gremial tan importante como la Bancaria cómo se desarrolla una negociación salarial.  Parece que todos salimos apurados a decir que las paritarias no tienen ni piso ni techo. Que el gobierno no impone un número y eso es absolutamente mentira y creo que eso es absolutamente razonable a éste y a cualquier gobierno. Va a querer imponer un nivel que no le dispare, el disparador económico y es razonable que quiera tener una pauta salarial. Es razonable que el sector, desde la lógica de ellos, que el sector empresarial siempre va a querer pagar un poco menos porque maximiza su rentabilidad. Los que no tenemos que ser ingenuos son los trabajadores, que conociendo los números de la actividad donde trabajamos tenemos que ir por más cuando se puede ir por más. Entonces en esa negociación creo que es donde se encuentra el punto de inflexión para que nosotros podamos tener una discusión salarial y no perder contra la inflación una vez más como muchas veces en los procesos devaluatorios pierden los trabajadores.

En esto me gustaría reconocerle algunas cosas al gobierno, yo sé que no es políticamente correcto en este ámbito. Pero yo aprendí que debo reconocerle lo bueno que hace alguien para poder criticarle lo malo porque si no no tengo autoridad moral para hacerlo. Celebro que este gobierno nacional haya impulsado como régimen de discusión la paritaria como expliqué recién y que hayamos tenido desde el 2003 hasta la fecha el ciclo ininterrumpido de paritarias más largo de la historia argentina. Celebro y ojalá lo hubiéramos podido hacer nosotros cuando constituimos la Alianza de tener una Corte Suprema que falla al propio gobierno en algunas cosas y se indispone el gobierno con eso. Ojalá nosotros podríamos haber cristalizado esa política de propiciar el consumo interno. Y le tengo que reconocer estas cosas porque me tengo que retrotraer y mucho de nosotros generacionalmente compartimos la vida política con ese fervor que nos impulsó Raúl Alfonsín que cuando se habla de consumo interno, cuando se habla de desendeudamiento para poder tener mayor libertad de acción estamos tomando dos pilares fundamentales de la política de Raúl Alfonsín cuando asumimos en 1983 y cómo no voy a celebrar que este gobierno lo haga. Cómo no voy a celebrar el cambio de la Corte Suprema de Justicia cuando fue la corte menemista que convalidó todas las privatizaciones, los decretos de necesidad y urgencia, el atropello a las instituciones que hizo el menemismo en Argentina y lo podíamos haber hecho nosotros con la Alianza. Pero reconocerle éstas y otras cosas al Gobierno me da la autoridad moral para decirle que yo no me banco como dirigente sindical, y creo que ninguno en este auditorio que porque pensemos distinto y critiquemos algunas cosas estamos a la derecha de este gobierno.

Porque yo me pregunto ¿quién está a la derecha y es funcional a la derecha? Aquellos trabajadores que planteamos que tiene que haber una reforma financiera en Argentina porque la actual ley de entidades financieras la creó Martínez de Hoz y Videla y costaron 30 mil desaparecidos o los que siguen sosteniendo esa ley. ¿Quiénes están a la derecha? ¿Los que planteamos la reforma tributaria donde sea más gusto el régimen tributario en Argentina  y tributen los juegos de azar para que cinco tipos encabezados por Cristóbal López no se lleven la riqueza? Fíjense que contradictorio. El peso más grande que tiene el gobierno actual son los aportes que hacen los trabajadores. Por un lado a través del IVA donde paga 21% un sachet de leche quien tiene un plan social como quien es dueño de un banco. Y por otro lado cuando nos meten la mano en el bolsillo a los trabajadores cobrándonos algo que le pusieron el mote de impuesto a las ganancias y no es más que impuesto al trabajo.

Por eso decía que quería reconocer las cosas buenas de este gobierno para poderle criticar lo malo que tiene. Y en eso malo va la falta de diálogo que creo que le haría muy bien a este país y más en este tiempo de transición, pero lo primero que tienen que entender es que hay un final de ciclo para poder empezar a hablar de un período de transición. Lamentablemente no lo entienden. Con todos estos componentes políticos creo que va a ser una paritaria difícil. Sin duda que hay inflación en la Argentina y que los índices no son los que dice el Indec. Tampoco son los que dice Clarín. Yo no me embeleso con las noticias del multimedio que le va mal al gobierno. Porque todos conocemos lo que el multimedio hizo particularmente en el gobierno de Raúl Alfonsín. Tenemos que tener un espíritu crítico y aprender a leer las noticias de un lado y del otro que lamentablemente no son objetivas. Yo creo en la ley de medios en Argentina con la cual comparto varios puntos de la ley, otras no. Yo no quiero un monopolio del oficialismo en reemplazo de un monopolio de un multimedio. Pero creo, y recién se lo decía a una compañera trabajadora de un medio que hace una nota que la ley de medios lo que ocasionó es que el periodismo argentino o las empresas que suministran noticias en Argentina rifaran su activo más importante que era  la credibilidad detrás de sus intereses periodísticos. Entonces hoy tenemos periodistas oficialistas y periodistas de los multimedios que quieren preservar su influencia en la Argentina. Y en el medio los trabajadores de prensa y la sociedad toda que si vas a un canal te condenan en el otro y si vas al otro te ponen el cartel que sos oficialista. Creo que tenemos que abrir la cabeza y pensar y tener espíritu crítico y quizás esto sea lo bueno de la ley que nos permita a nosotros pensar un poco más y no estar contaminado con el bombardeo informativo que permanentemente hay en los medios.

A mí me gustaría hablarles, y en particular a mis correligionarios del modelo sindical en la Argentina. Y lo digo porque creo que en los tiempos difíciles del país que estamos transitando y lo que se avecina es muy importante sostener organizaciones gremiales fuertes. Me voy a permitir si Uds. me dispensan dos minutitos en leer algo del modelo sindical.  "Hemos sostenido reiteradamente que no hay democracia posible sin sindicatos fuertes y representativos. Hay que restablecer la función primordial del sindicato asegurando que éste sea representativo y vigoroso con la actitud para una participación creciente en las decisiones básicas del mundo económico a través de la concertación con el sector empresario. Tanto en el estudio de los problemas comunes a todos los protagonistas de la producción como en la determinación periódica del salario y condiciones de trabajo por el mecanismo  insustituible de la negociación colectiva. Condición inexcusable para esos objetivos es garantizar la esencia democrática de la organización sindical en todos sus niveles. Los trabajadores argentinos consideran que el sindicato único por actividad es el instrumento más adecuado para la defensa de los intereses profesionales de los trabajadores. Compartimos esa preferencia. Y afirmamos que el sindicato con representatividad gremial debe ser además económicamente poderoso e institucionalmente orgánico. La política partidista no está vedada a los dirigentes y militantes sindicales. Todo lo contrario. El trabajador argentino siempre es ante todo un ciudadano con opiniones, con convicciones libres y respetables". 

Esto es la defensa del modelo sindical argentino.  Sindicato único por actividad, económicamente poderoso, que discuta de política, que tenga organicidad y que sea democrático.  No lo dijo el General Perón. Lo dijo Raúl Alfonsín en la Asamblea Legislativa cuando asumió en 1983. Les recomiendo, particularmente, a muchos correligionarios que han tenido importantísimos cargos en la estructura partidaria nuestra la lectura de esto. Lo digo porque leía y en honor a la cordialidad que nos mueve en este encuentro obviamente no voy a dar nombres. En el blog de un importante correligionario nuestro que ha cumplido función importante en el partido, en el Senado y en la Cámara de Diputados, su orgullo de haber sido quien presentó tres veces en la OIT el pedido de la personería gremial de la CTA. Lo digo porque en muchos casos hay proyectos dando vueltas que hablan de la libertad sindical y que hablan del modelo sindical y hay muchos fallos de la justicia en este sentido que habilitan distintas personerías gremiales en la representación. Yo aprovecho que hay legisladores nacionales que son quienes tienen que discutir esta ley para decirles no se preocupen  tanto, hay que modificar un solo artículo de la 23551. Ni siquiera modificar, hacerle un bis a alguno. Con que digan, simplemente,  que no puede haber ninguna restricción para ser candidato se acabó el verso de la democracia sindical en Argentina. El que tiene los votos que gane y el que pierda que ayude. Pero si no hay restricciones para ser candidato ahí está la libertad sindical. Lo demás es la capacidad de armar. Y yo no me quiero quedar como radical en la crítica del modelo sindical sino que lo voy a sostener.  Porque independientemente que fue un modelo sindical creado desde el peronismo la 23551 que fue la ley que da vida a las asociaciones sindicales durante la democracia y después de la denuncia que había en la OIT se la da el gobierno de Raúl Alfonsín y se la da con el concierto y la unanimidad de los legisladores de la nación independientemente del partido político del que provenía y se la da con la unanimidad de aprobación de todos los sindicatos independientemente de las divisiones que vinieron después. Y creo en este modelo sindical. Porque ¿cómo resuelven las crisis en el sector empresario? Se juntan y fusionan sus empresas para ser más poderosos y tener una posición dominante en el mercado. ¿Y por qué nosotros del sector del trabajo tenemos que admitir que la división es lo mejor que nos puede pasar?

¿Uds. saben cuál fue la primera denuncia después que en el gobierno de Alfonsín se sanciona la 23551 que le hacen al gobierno argentino por falta de libertad sindical? No fue la CTA, ni un gremio disidente ni el trotskismo sindical. Fue la Unión Industrial Argentina. Si hay alguien que tiene un enfrentamiento histórico con la clase trabajadora, un enfrentamiento normal, porque así debe ser, son fuerzas distintas, corporaciones distintas es la Unión Industrial. Todas las denuncias que vinieron después fueron sustentadas sobre los conceptos que vertieron los abogados de la Unión Industrial de Argentina. Y si los trabajadores estamos imbuidos en sostener aquellos argumentos para hablar de libertad sindical me parece que estamos yendo por un mal camino porque estamos siendo funcional a la estrategia del poder económico que nos quiere debilitados a los trabajadores para avanzar sobre nuestros derechos como avanzaron en 1990.  Por supuesto que hace falta dirigentes distintos para combatir eso.  Pero ahí está la militancia que tenemos que tener todos independientemente del partido político de que provengamos..”. 

• Jueves 02 de enero de 2014 

"SI SE CORRIGEN LOS PRECIOS, LOS SALARIOS SE ADECUAN SOLOS"
 
Por Ignacio Chausis 

Sergio Palazzo, titular del gremio La Bancaria, critica a los empresarios por los aumentos y les pide más responsabilidad. 
Nota de Tiempo Argentino

 
Sergio Palazzo es el jefe de la Asociación Bancaria, uno de los gremios más fuertes de la CGT, con cerca de 100 mil afiliados a lo largo del país y una paritaria que suele ser tomada como referencia por el resto de las organizaciones sindicales. Aunque forma parte de la central obrera y mantiene buenas relaciones con todos los sectores, en mayo pasado dejó de acompañar el espacio sindical que lidera Hugo Moyano como consecuencia del carácter partidario" que tomaba el camionero. En diálogo con Tiempo Argentino, habló de las futuras negociaciones paritarias y de la responsabilidad del sector empresario para que funcione el acuerdo de precios que impulsa el gobierno, conjuntamente con supermercados y sectores industriales. "Yo creo que la discusión paritaria no va a ser ni el 50% que obtuvieron las fuerzas de seguridad ni será el 15% el gobierno pretende. Será el número que tenga que ser de acuerdo a la variación que tengan los precios durante el primer trimestre, cual va a ser la proyección de inflación para el resto del año", indicó el dirigente. Rechazó la expresión del titular de la UIA, quien calificó como una batalla" a las negociaciones salariales de los próximos meses. "En todo caso sería oportuno que desde los sectores empresarios alienten la posibilidad de que no haya aumentos de precios 'por las dudas' que es muy común en la Argentina, y esto va a facilitar que la paritaria se desarrolle con normalidad", señaló. El gremio suele negociar en diciembre una suma fija que actúa como "paliativo" hasta alcanzar un acuerdo definitivo a fines del primer trimestre, aunque en esta oportunidad pasó la negociación para los primeros días de enero, en medio de los conflictos por la huelga policial y los cortes de luz. "No veo posibilidades de unificación en 2014 pero tiene que haber algún ebate acerca de cómo vamos a transitar ese camino al año siguiente", asegura respecto a las divisiones del movimiento obrero. Sergio Palazzo, titular de La Bancaria.

–Este año se cumple una década de la puesta en marcha de las negociaciones paritarias entre empresarios y sindicatos. En el escenario actual, ¿Hay algún elemento o condicionante nuevo que no haya estado presente en años anterior?

– En principio, a diferencia de la sensación que se  quiere instalar, no veo peligro en la continuidad de la discusión paritaria, no veo nubarrones ni ninguna posibilidad de interrupción de la negociación. En segundo lugar, creo que no es nuevo lo que pasa. Por la experiencia que uno tiene, todos los fines de año, como empiezan algunas discusiones preliminares de algunas organizaciones sindicales, siempre se pretende poner algún marco de discusión para que no se disparen las paritarias. Entonces, esto no es nuevo, ni nos tiene que asustar o poner nerviosos. En tercer lugar, creo que el gobierno está decidido a comprometerse un poco más en el tema precios, lo cual a mí me parece razonable porque el problema no son los salarios que suben, el problema son los precios. Los salarios después vienen al ritmo de los precios. Si se corrigen los precios, los salarios se corrigen solos y los procesos inflacionarios empiezan a disminuir. Me parece bien que el gobierno haya atacado primero los precios y en función de tener una inflación los tres primeros meses que puede ser distinta, creo que el marco de discusión salarial será distinto en porcentaje a partir de la efectividad que tengan los acuerdos de precios.

– O sea que para usted puede haber un impacto del acuerdo de precios en la discusión salarial, puede reducir expectativas entre empresarios y sindicatos.

– Por supuesto. Si hay una corrección en los precios –porque el sector empresario los aumenta y detrás vienen los salarios corriendo, esto es así– se va a dar naturalmente en otro marco la discusión paritaria.

–Héctor Méndez, el presidente de la Unión Industrial Argentina, dijo que las próximas paritarias van a ser una "batalla". ¿Comparte esa opinión?

– Es un exceso. La paritaria es el mejor ámbito y donde más seguro debería sentirse el sector empresario, porque es donde tenemos la libertad de discutir en función de la rentabilidad de las empresas. Ningún trabajador es ignorante de saber que si la actividad donde trabaja no está generando rentabilidad y hay pérdidas de puestos se largue a pedir locuras. En todo caso, sería oportuno que desde los sectores empresarios alienten la posibilidad de que no haya aumentos de precios "por las dudas" que es muy común en la Argentina, y esto va a facilitar que la paritaria se desarrolle con normalidad. Si el sector empresario alienta la expectativa de una inflación alta seguramente va a ser una batalla, pero no va ser responsabilidad de nadie que no sea el sector empresario.

–Al sector bancario le fue muy bien. Ustedes tienen un elemento facilitador, que son los números que pueden mostrar a los bancos a la hora de negociar.

– Tenemos una responsabilidad enorme porque, por un lado, sabemos que los números de los bancos dan para pedir pero, por otro, también sabemos que es una paritaria testigo que puede alentar en otras actividades que no tengan la misma rentabilidad un impacto salarial mayor. Entonces somos muy cuidadosos en la discusión. Siempre tratamos de tener algún par de puntos arriba de lo que consideramos que es la inflación real como para mejorar el poder adquisitivo. Pero somos responsables en la discusión, no creemos que la paritaria bancaria incluya solamente a los bancarios, tiene un impacto mucho más profundo.

– Hay un elemento nuevo que algunos sectores, particularmente desde el moyanismo, buscan introducir en la negociación paritaria y que tiene que ver con los aumentos salariales alcanzados por las fuerzas de seguridad en algunas provincias, tras las huelgas y episodios de saqueos. ¿Puede considerarse así?

– Una cosa es el piso salarial de los $ 8500 y otra cosa es un porcentaje de aumento salarial. Creo que si el porcentaje de aumento salarial es del 50% no le alcanza a nadie porque los precios se van a disparar mucho más, entramos en una vorágine inflacionaria que no termina nunca. Yo creo que la discusión paritaria no va a ser ni el 50% que obtuvieron las fuerzas de seguridad ni será el 15% que el gobierno pretende. Será el número que tenga que ser de acuerdo a la variación que tengan los precios durante el primer trimestre.

¿Puede haber algún intento de acercamiento entre los distintos sectores de la CGT en 2014?

–No veo posibilidades de unificación en 2014, pero tiene que haber algún debate acerca de cómo vamos a transitar la unificación al año siguiente.

"En la UCR me creen peronizado"

Mendocino de origen y con una larga trayectoria en el gremio, Palazzo asumió la conducción de La Bancaria tras la detención de Juan José Zanola, en el marco de la investigación por la comercialización de medicamentos truchos, y el año pasado fue reelegido por un nuevo mandato. Tiene una particularidad: es el único dirigente sindical de origen radical al interior de la CGT, un universo identificado con el peronismo. “A veces me invitan a dar alguna charla en el radicalismo, cosa que no es muy frecuente porque ellos me consideran „peronizado‟, y siempre les digo que en el peronismo, cuando entras a una fábrica y decís que querés ser dirigente, te llevan a una escuela de formación sindical, a una escuela de formación política, te hacen delegado, te llevan al partido. En el radicalismo decís que querés ser dirigente gremial y te dicen suerte pibe”, grafica. “Soy un defensor del modelo sindical a partir de esta experiencia”, concluye

 

Más artículos...